El Grupo Popular lamenta el retraso en el desarrollo del proyecto para convertir la Illa Plana en un centro de deporte náutico

La iniciativa estaba ya proyectada en 2015 bajo la presidencia de Santiago Tadeo y en 2016 comenzaron las obras. El Partido Popular celebra que se recupere el proyecto interrumpido pero critica que el desinterés y la desidia de los actuales gobernantes impidan el desarrollo de buenas ideas y las aplacen en el tiempo.

El centro naútico de la Illa Plana tenía que ser una realidad y estar activo ya y, ahora, nos lo presentan como algo nuevo que podrá empezar a funcionar dentro de tres años, declara la portavoz popular Misericordia Sugrañes.

El Partido Popular ha reaccionado con sentimientos encontrados ante el anuncio de proyectos de turismo sostenible que ahora intentará impulsar el Consell de Menorca en colaboración con el Govern balear y el Estado. En concreto se trata de la iniciativa para construir un centro de deportes náuticos en la Illa Plana así como la creación de una red de puntos de parada y avituallamiento a lo largo del Camí de Cavalls y otras rutas terrestres.

“Iniciativas buenas que tenían que ser pioneras pero que llegarán tarde por la falta de interés y la desidia demostrada hasta ahora por los sucesivos pactos de izquierda.”

Así se ha referido la portavoz del grupo Popular en el Consell y presidenta del PP-Menorca, Misericordia Sugrañes, para recordar que el grueso de estos planes ahora anunciados a bombo y platillo estaban ya diseñados y hasta iniciados durante la presidencia de Santiago Tadeo (2011-2015).

Damos, por tanto, una buena acogida a proyectos que en realidad arrancan a impulso del Grupo Popular, con mucho esfuerzo y con no pocos contratiempos e inconvenientes servidos por los que ahora se los hacen suyos, ha declarado Sugrañes.

La presidenta del PP recuerda que en mayo de  2015 tenían que comenzar las obras  para el acondicionamiento de los muelles de la Illa Plana y la intervención, de hecho, se inicióy eqjcutó en octubre de 2016 por la renuncia del contratista. El proyecto estaba ya entonces perfilado para acoger las escuelas de vela y piragüismo de los clubs naúticos que frecuentaban ya las instalaciones.

El centro naútico de Illa Plana se propuso como un proyecto transversal en el que debían intervenir las consellerias de Obras, Deporte, Turismo y Territorio con el propósito de posicionar a Menorca dentro del segmento del turismo activo, atraer clínics de deporte base y conseguir que fuera asimismo un producto integrado en el programa Menorca Natural, en plena consonancia con el título de Reserva de Biosfera.

El PP estima y celebra que finalmente la izquierda acoja y asuma la iniciativa que, de hecho, implicaba ya entonces a los ayuntamientos de Mahón y Es Castell, al Club Marítimo y Club Naútico  de estos municipios, a Amics de la Mar, a Defensa y a Puertos, avanzada hasta el punto de que en 2015 se habían iniciado las actuaciones.

El reproche viene a continuación y es sobre el tiempo que se ha perdido entretanto. Iniciativas pioneras y avanzadas quedan sistemáticamente bloqueadas para, finalmente, resurgir. Esta es la queja que expresa el Grupo Popular que recuerda que los trabajos y propuestas que ahora se lanzan como novedad estaban ya encauzados hace cinco años y ahora nos anuncian la entrada en servicio para dentro de un trienio. “Perdemos el tiempo, perdemos oportunidades de fortalecer la economía y avanzar en el desarrollo de un modelo turístico de calidad”, ha señalado la portavoz popular.

Paradas turísticas

En cuanto a las paradas turísticas o puntos de avituallamiento en el Camí de Cavalls el PP recuerda que figuraban ya en el reglamento turístico aprobado inicialmente y quedaron recogidas en la NTT. Esta nueva figura respondía al objetivo de ofrecer servicios a los usuarios del Camí de Cavalls. Desde reparación de bicicletas a avituallamiento, áreas de descanso, pernoctas de una noche para asegurar la itinerancia en buenas condiciones.

El PP considera que ahora es un ejercicio de cinismo que la izquierda en bloque se apropie de una idea que rechazó en 2016 cuando votó en contra de la aprobación definitiva del reglamento turístico y que posteriormente aceptó pero condicionándola a la aprobación del PTI.

La actualización del PTI sigue pendiente, ni siquiera se ha presentado el borrador del nuevo documento, y en cambio ahora se recupera la idea original de establecer paradas.

Es un segundo ejemplo de retraso y de la poca agilidad e ilusión con que la izquierda lleva adelante sus políticas, comenta Sugrañes.

X