El Grupo Popular de Sant Lluís pide a la alcaldesa que suspenda de funciones al concejal de Servicios Generales por la presunta contratación irregular de un miembro de la brigada municipal

El departamento jurídico de la Corporación confirma que la persona contratada no figura en el único bolsín que existe para esta categoría profesional y que el primer teniente de alcalde no recurrió a un concurso público urgente a través del SOIB.

Se da la circunstancia de que la persona a la que se habría contratado de forma irregular figura en la candidatura de Volem Sant Lluís, que encabeza el primer teniente de alcalde y artífice de la contratación, Joan Miquel Pons Sintes.

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sant Lluís ha pedido hoy por escrito y a través de registro municipal que la alcaldesa Carol Marquèssuspenda de funciones al concejal de Servicios Generales y responsable de la brigada municipal de obras, Joan Miquel Pons Sintes.

Las razones de esta petición se explican en la presunta contratación irregular de un peón de conservación y mantenimiento por vía directa, sin atender al orden de prelación que figura en la única bolsa vigente para esta categoría profesional que hay en el Ayuntamiento.

Hasta llegar a esta conclusión, el Grupo Popular ha hecho todas las indagaciones necesarias. Ha verificado mediante certificación de la Técnica de Administración General de la Corporación que la bolsa disponible sigue vigente desde 2014, por lo que se ha podido perjudicar a otros aspirantes que participaron y acreditaron sus méritos en concurso público.

El grupo mayoritario en la oposición ha comprobado asimismo que esta contratación “especial” no ha seguido ningún procedimiento extraordinario y urgente que admite la legislación cuando se demuestra la necesidad de personal por un lado y la ausencia de un bolsín de trabajadores, por otro. Para esos casos, las contrataciones se hacen igualmente por concurso de méritos acelerado y público, a través del SOIB. Circunstancia que no se ha dado en el Ayuntamiento de Sant Lluís.

Aun cuando se trate de una plaza de peón de conservación y mantenimiento –precisamente el área que es responsabilidad de J.M. Pons Sintes, y por un período de seis meses, el asunto compromete al equipo de gobierno y pone en riesgo la estabilidad del pacto que lo sustenta.

La alcaldesa Carol Marquès tiene ahora que decidir si mantiene la delegación de competencias en favor de quien es además su primer teniente de alcalde en el Consistorio, respondiendo a la cuota de reparto entre PSOE y Volem Sant Lluís.

Carol Marquès, de hecho, ya ha abierto un periodo de información con el objetivo de clarificar los hechos y averiguar cómo se hicieron las recientes contrataciones para poder iniciar el procedimiento que corresponda conforme a la Ley de Procedimiento Administrativo Común de la Administraciones Públicas, con todas sus previsiones.

Se da, además la circunstancia, de que la persona contratada ocupaba la cuarta posición en la candidatura de esta fuerza política, a quien ha tratado presuntamente de favorecer el concejal que encabezó la lista por Volem.

El PP sospecha que ha habido un trato de favor pero elgrupo popular municipal adopta totas las cautelas y solicita por ahora que la suspensión de funciones proceda mientras no se resuelva este expediente y se conozcan las conclusiones.

En el caso de que no se pueda hallar razón justificadapara este sistema de contratación, el PP no descarta pedir la dimisión del responsable de esta presunta irregularidad.

X