El Govern plantea un Plan de Desarrollo Rural dotado con 150 millones de euros para 2014-2020

El conseller d’Agricultura, Medi Ambient i Territori, Gabriel Company, ha explicado hoy los objetivos que persigue el Govern en el Plan de Desarrollo Rural (PDR) para el periodo 2014-2020, en respuesta a una pregunta de la diputada del Grupo Parlamentario Popular, Asunción Pons, durante el pleno del Parlament.

 

Desde la conselleria se ha planteado un PDR con una dotación total de 150 millones de euros, de los cuales 61 millones procederían de la Unión europea, un mínimo de 16 millones del Ministerio de Agricultura y el resto de fondos de la CAIB. En el periodo 2007-2020, Baleares ha contado con 128 millones de euros en total.

 

En el PDR que se ha diseñado para el periodo 2014-2020se plantean los siguientes objetivos:

 

  • Fomentar la investigación y la inversión en el complejo agroalimentario y forestal, desde un prisma innovador.
  • Mejora de la capacitación y del asesoramiento prestado a los agentes del complejo agroalimentario.
  • Hacer frente a las especiales distorsiones y problemáticas que sufre el complejo agroalimentario balear derivadas de la insularidad.
  • Incentivar la incorporación de iniciativa empresarial y de capital en el complejo agroalimentario.
  • Hacer frente a las desventajas estructurales de los canales de comercialización agroalimentaria.
  • Aprovechar el potencial de los productos amparados en regímenes de calidad.
  • Mejorar la posición competitiva del sector agrario y la industria agroalimentaria en la cadena agroalimentaria.
  • Disminuir la vulnerabilidad de agricultores y ganaderos y el especial riesgo- incrementado por la insularidad- ante adversidades climáticas, enfermedades, plagas o incidentes medioambientales.
  • Fortalecer el vínculo entre la actividad agraria, los valores naturales y el mantenimiento del territorio balear.
  • Compensar la situación desfavorecida del sector agrario por el hecho insular.
  • Hacer frente a los daños causados por los incendios forestales.
  • Mantener la riqueza paisajística y luchar contra la erosión.
  • Mejorar la gestión del agua y reducir la presión sobre los recursos.
  • Potenciar la independencia energética de las explotaciones agrarias.
  • Favorecer la captura de CO2 fomentando el mantenimiento de la actividad agraria.
  • Fortalecer el tejido socioeconómico de las zonas rurales y hacer frente a las desventajas que supone la fragmentación del territorio y los sobrecostes generados por la insularidad.
  • Aprovechar el turismo como factor clave para diversificar la actividad agraria.
  • Ahondar en el conocimiento y en la difusión del valor del patrimonio cultural y natural balear y de la incidencia de determinadas actividades en su mantenimiento.

 

Por su parte, Asunción Pons ha recordado que el éxito en la aplicación del PDR depende de la capacidad de gestión, y sobre todo, de la capacidad de financiación de las autonomías y del Estado, dado que la aportación de la UE está garantizada vía presupuestos comunitarios.

 

Ha destacado que la agricultura y ganadería de Baleares, que se han configurado como sector estratégico para la economía de las islas, con una gran capacidad de innovación y relevo generacional, necesita contar con los instrumentos que ofrece el PDR.

 

 

X