El Govern destina casi 700.000 euros en 2015 a la creación de 49 nuevas plazas para personas dependientes en Menorca

La consellera de Família i Serveis Socials, Sandra Fernández, ha destacado hoy la reciente creación de casi medio centenar de plazas para personas dependientes en la Isla de Menorca, en distintas residencias y centros de día, en respuesta a una pregunta de la diputada del Grupo Parlamentario Popular, Asunción Pons, en el pleno del Parlament.

 

El Govern de las Illes Balears, a través de la conselleria de Família i Serveis Socials, y el Consell Insular de Menorca pondrán en marcha este año 49 nuevas plazas para personas dependientes, de tipo residencial y de centro de día, distribuidas entre diferentes municipios de la isla, hecho que implicará una inversión de 668.604 euros por parte del ejecutivo balear.

 

Se trata de una medida que no sólo debe impulsarse para dar cumplimiento a la Ley de la Dependencia, sino también para ofrecer una solución a muchas familias que –dado el grado de deterioro que sufren sus mayores- se ven imposibilitadas para cuidarles con las garantías sanitarias y de seguridad que precisan, o que necesitan disponer de unas horas para trabajar o descansar de sus obligaciones laborales y familiares.

 

“La atención a este colectivo, y también a sus familias, es un deber de las administraciones responsables de los servicios sociales, que tienen que calcular no sólo las necesidades existentes, sino también la repercusión que la creación de nuevas plazas va a tener en las personas beneficiarias”, ha manifestado la consellera.

 

Durante la presente legislatura, el Govern ha manifestado en muchas ocasiones que “las personas con discapacidad y con dependencia son una prioridad en el diseño de sus políticas sociales”, ha dicho Sandra Fernández.

 

Por su parte, Asunción Pons ha recordado que “cuando tomó posesión el Govern del presidente Bauzá se encontró con una altísima lista de espera, resultado de la mala gestión de los gobiernos del Pacte, que dejó crecer las demandas no atendidas hasta límites inhumanos”.
Y además, ha dicho la diputada menorquina, “dejó de pagar a las asociaciones de discapacitados, entidades que venían a protestar a las puertas del Parlament porque no cobraban”.

 

Asunción Pons ha manifestado que ha sido un Govern del PP el que ha aumentado en más de un 55% el presupuesto dedicado a bienestar social y ha hecho un importante trabajo para dar cumplimiento a la Ley de Dependencia, reduciendo la lista de espera. Mientras en el año 2010, cuando la tasa de pobreza en Baleares era de un 20,6%, la respuesta del anterior Govern fue reducir un 2,5% el presupuesto de bienestar social”.

 

 

X