El Govern demora la gasificación de Menorca

Esta semana hemos conocido la intención del Govern de transformar la central eléctrica de Mahón al uso de gas natural como combustible, dentro del plan de transición energética que fija un plazo de menos de tres años para cerrar o transformar las centrales eléctricas más contaminantes de las islas, como es el caso de la central de Mahón, responsable del 56% de las emisiones de CO2 en Menorca.

 

Teniendo en cuenta los tiempos que manejan y los precedentes que existen en otros temas, tenemos serias dudas de la capacidad del Govern para cumplir con sus compromisos, a lo que hay que sumar la nula capacidad del Consell Insular para exigir al Govern que defienda los intereses de Menorca, y es que hay que tener en cuenta que es la única isla a la que todavía no ha llegado el gas.

 

Apoyamos dicha medida, es más se trata de una exigencia de España y Europa, en estos momentos el Ministerio de Industria, Energía y Turismo está trabajando en la Ley de Cambio Climático. Además, cabe recordar que fue precisamente durante el pasado mandato con un gobierno del PP cuando se iniciaron los trámites para la implantación del gas en Menorca, así como otros trámites para la implantación de proyectos de energías renovables.

 

Por ello, llama la atención el anuncio del Govern, quien pretende transformar la central en menos de tres años, cuando ha necesitado dos años, de momento, para continuar con la tramitación para la llegada del gas a la isla.

 

Cabe recordar que en marzo de 2015 se adjudicó la construcción y explotación de las redes de distribución de gas natural en Menorca. Durante el pasado mandato se calculó que se podrían iniciar las obras a finales de 2015 o principios de 2016, y que a lo largo de 2017 el gas llegaría a los primeros municipios. A día de hoy se desconoce cuándo se implantará.

 

Tenemos ante nosotros la oportunidad de cumplir con Kyoto pero para ello hay que querer y hacer una apuesta real por las energías limpias, no podemos permitirnos 3 años de trámites para poner en marcha un parque fotovoltaico o para que la empresa adjudicataria del gas obtenga los permisos en Menorca, como tampoco es lógico que 2 de los 4 molinos del parque de Milá lleven más de medio año estropeados, así poco podemos avanzar.

 

El gas natural es una energía más sostenible y económica, con claras ventajas para una isla Reserva de Biosfera, por la reducción de las emisiones de dióxido de carbono y la reducción de los costes energéticos. Es también una oportunidad y una solución transitoria ante la progresiva implantación de energías renovables en Menorca, que en estos momentos representa un simbólico 3% del volumen total de energía.

 

Asunción Pons Fullana

Secretaria General del PP Menorca

X