El Govern consigue la aprobación del Plan para las Artes de Pesca Tradicionales de Balears por parte de la Comisión Europea

El conseller d’Agricultura, Medi Ambient i Territori, Biel Company, ha calificado de «una muy buena noticia para el sector» la aprobación por parte de la Comisión Europeadel plan para las artes de pesca tradicionales de Balears porque «la pesca de estas especies queda regulada en las Islas Baleares de acuerdo con la normativa europea» y ha denunciado la ilegalidad en la que se encontraban hasta ahora los pescadores de las islas por la falta de gestión del Govern del Pacte.

 

El Plan de Gestión de Artes de Tirada de Balears, elaborado porla Direcció General de Medi Rural i Marí del Govern, define las características y las condiciones para la pesca del “jonquillo” y de especies afines con artes de tirada: las dimensiones del arte y las mallas, las zonas de pesca, la temporada, las características y los derechos históricos de las embarcaciones autorizadas, etc., a pesar de que estos aspectos ya estaban recogidos en la normativa autonómica preexistente.

 

En las Islas Baleares el “jonquillo” y las especies afines (“cabotí” y “gerret”) se pescan con “jonquillera”, que es un arte de tirada tradicional. El Reglamento europeo (CE) 1967/2006, de 21 de diciembre, relativo a las medidas de gestión para la explotación sostenible de los recursos pesqueros del mar Mediterráneo, establece la posibilidad de autorizar el uso de estas artes, de manera excepcional y en el marco de planes de gestión.

 

La primera solicitud de excepciones, la cursó el Govern antela Comisión Europea, por medio del Ministerio de Agricultura, el junio de2007, a pesar de que el que administrativamente se conoce como Plan de Gestión de Artes de Tirada de Baleares se envió ala Comisión Europea por primera vez en febrero de 2012. En octubre de 2012 el Comité Asesor Económico, Científico y Técnico de Pesca dela CE (STECF) informó favorablemente sobre este Plan, y finalmente, en marzo de 2013,la Comisión lo aprobó definitivamente.

 

Las novedades principales de este Plan respecto de la normativa anterior, impuestas porla Comisión Europea, son las siguientes:

 

  • La conselleria realizará un seguimiento técnico de la pesca y establecerá un sistema de autorregulación del esfuerzo durante el transcurso de la temporada, basado en los resultados del seguimiento técnico y en las decisiones de una Comisión de Seguimiento formada porla Direcció Generalde Medi Rural i Marí y los pescadores, se reunirán mensualmente durante la temporada de pesca (de diciembre a abril).
  • La Conselleriaestá obligada a enviar un informe a Bruselas el tercer año de implantación del Plan.
  • El mecanismo de autorregulación se basa en el establecimiento de unos hitos mínimos de captura (fijados a partir de los datos de capturas de los últimos quince años) para cada mes de la temporada. Si un mes concreto las capturas registradas no llegan a este mínimo,la Comisiónde Seguimiento tiene la obligación de establecer una reducción del esfuerzo para el mes siguiente, eliminando días de pesca. Este método es una novedad absoluta en las Islas Baleares, dado que se trata de un modelo de gestión adaptativa a través del cual los interesados intervienen en el proceso de toma de decisiones.

 

Gabriel Company ha hecho estas declaraciones durante el pleno del Parlament y en respuesta a una pregunta de la diputada del Grupo Parlamentario Popular, Asunción Pons, quien ha aplaudido la creación del Plan para las artes de pesca tradicionales de Balears y ha criticado “la falta de cobertura legal de una actividad tan arraigada y con tanta tradición entre los pescadores de Baleares”.

 

La parlamentaria menorquina ha recordado que, al inicio del mandato, los profesionales del sector pesquero de Baleares manifestaron a la conselleria d’Agricultura i Medi Ambient que no contaban con una regulación para poder utilizar esas artes. Una carencia que ocasionaba graves problemas y dificultaba su práctica. Por lo que, ha destacado que “el Govern del Partido Popular, además de impulsar la redacción de la primera Ley de Pesca autonómica, específica para Baleares, que regulará la actividad de este sector, también se preocupa de dar respuesta a cuestiones que afectan a nuestros pescadores”.

 

X