El Govern abre el «proceso de concurrencia» para adjudicar la distribución del gas natural en Menorca

El conseller d’Economia i Competitivitat, Joaquín García, ha explicado hoy que el Govern ha abierto un procedimiento de concurrencia para adjudicar la distribución de Gas Natural en Menorca. El conseller ha hecho estas declaraciones en respuesta a una pregunta de la diputada del Grupo Parlamentario Popular, Asunción Pons, durante el pleno del Parlament.

 

Ha destacado que se ha invitado al procedimiento de concurrencia a todas las empresas del sector para que aporten sus propuestas técnicas y económicas. En este sentido, la Conselleria ha iniciado los contactos con los grupos políticos y con el Consell Insular de Menorca para formar una Comisión Consultiva para la implantación del Gas en Menorca, al objeto de que exista total transparencia en el referido procedimiento de concurrencia.

 

El objetivo es que, a la mayor brevedad, la isla de Menorca se pueda gasificar. García ha confirmado que se han presentado, en fechas muy recientes, dos peticiones formales para gasificar la isla de Menorca. Este hecho ha supuesto la activación automática del proceso de concurrencia que establece la legislación vigente, al existir como mínimo petición de parte. Cabe destacar que los usuarios de Menorca van a tener el mismo precio que tienen el resto de ciudadanos.

 

El conseller ha manifestado también que el Govern seguirá apoyando el interés por el nuevo Gasoducto entre Mallorca y Menorca, y, ente sentido, el hecho de tener gasificada la isla, ayudará -según establece la propia legislación- a tener mayor justificación para su ejecución ante el ministerio de Industria.

 

Ha manifestado que el gas natural, siendo un combustible fósil, es el menor contaminante de todos ellos, y además tiene un coste económico significativamente inferior al resto de combustibles. El hecho de disponer de esta infraestructura permitirá una mayor penetración de las energías renovables, como se está planteando en otros países con el denominado P2G (Power to gas), que es la utilización de las redes de gas natural para inyectar combustible procedente de la síntesis artificial del mismo.

 

Por su parte, Asunción Pons ha explicado que, en el caso concreto de Menorca, no se podía iniciar ningún procedimiento, hasta que no se produjera el fallo del Tribunal Supremo. Ese fallo del Supremo se produjo las pasadas Navidades, por el que se anulaba la concesión de la distribución del gas en la isla. Ha recordado que fueron los tribunales -primero el Tribunal Superior de Justicia de Baleares en 2010; y después el Tribunal Supremo el pasado diciembre- quienes fallaron que “el Govern de Francesc Antich había hecho las cosas mal”.

 

Concretamente, por “la ruptura del principio de libre competencia y concurrencia” y las “irregularidades durante el procedimiento de licitación”, tal como recogen estas dos sentencias. Es decir, “los menorquines nos quedamos sin gas natural por una concesión llena de irregularidades, que el PSOE tramitó y adjudicó con favoritismo, pero no contentos con esta mala gestión, el Plan Nacional de Energía 2008-2016, redactado por el Gobierno Zapatero, castigó a Menorca cuando calificó su gasoducto como ‘objetivo B’, o sea, una infraestructura que no era ni estratégica ni prioritaria para los socialistas”.

 

Ha destacado que “afortunadamente, el Govern balear del Partido Popular ha solucionado esta injusticia -que eliminaba el gasoducto del Plan Nacional- y ha conseguido durante este mandato elevar la categoría de esta infraestructura energética a ‘objetivo A’, estratégico y necesario”.

 

 

X