El PP defiende un nuevo equipamiento para el Conservatorio de Música y Danza

Deben valorarse todas las ventajas e inconvenientes de ubicar el nuevo equipamiento en la Sala Augusta o en el solar situado en Sínia Costabella de Mahón.

 

El Consell Insular de Menorca instará al Govern Balear a iniciar con la máxima celeridad la redacción del proyecto del Conservatorio de Música y Danza de Menorca y la licitación del mismo, una vez decidido el mejor lugar para ubicar el equipamiento. Asimismo, insta al Govern a cumplir con el compromiso contraído para que las obras empiecen antes de que finalice esta legislatura.

 

Así se acordó por unanimidad de todos los grupos durante el debate de una propuesta, presentada por el Grupo Popular, al pleno del Consell Insular de Menorca de día 21 de noviembre.

 

No hubo acuerdo en el punto que reclamaba el apoyo del Consell Insular de Menorca para instar al Govern a abrir un proceso participativo con la comunidad educativa del Conservatorio de Música y Danza, en el marco del Consejo Escolar de esta institución, y valorar todas las ventajas e inconvenientes de ubicar el conservatorio en la Sala Augusta o en el nuevo solar de Sínia Costabella.

 

 

En la legislatura 2007-2011, el Govern del Pacte apostó por rehabilitar la Sala Augusta, presentando incluso un anteproyecto. Este anteproyecto no satisfacía las expectativas del colectivo docente y del alumnado del centro, tal y como han vuelto a manifestar públicamente durante las últimas semanas.

 

Por eso, durante el anterior mandato, el gobierno municipal de Mahón del Partido Popular, propuso un cambio de ubicación, ofreciendo como opción un solar situado junto al pabellón Pare Petrus. La ventaja de este solar era que permitía alojar todos los usos y espacios necesarios, y demandados, por el Conservatorio, por lo que se garantizaba un futuro a largo plazo para esta infraestructura educativa y cultural.

 

Además, esta segunda opción implicaba la ejecución de un proyecto más económico y viable, en un solar que ofrecía todos los requisitos necesarios para el nuevo centro. Paralelamente, el Partido Popular planteó un proyecto para la rehabilitación y conversión de la Sala Augusta en auditorio, centro de convenciones y congresos, entre otros usos culturales.

 

A pesar de que se inició la tramitación para el nuevo Conservatorio ante el Govern balear, tras el cambio de gobierno en junio de 2015, los actuales responsables políticos retomaron el antiguo proyecto de la Sala Augusta, sin considerar a fondo la propuesta que dejó el Partido Popular.

 

El conseller d’Educació, Martí March, se comprometió a tener redactado el proyecto de Conservatorio en 2016. Sin embargo, el viernes día 7 de octubre, los medios de comunicación publicaban que el mismo conseller se desdecía de sus palabras, anunciando que el proyecto estaría redactado durante esta legislatura. La consecuencia de esta decisión es que se retrasa de nuevo todo el proyecto y, por lo tanto, la solución definitiva al demandado nuevo edificio para el Conservatorio. Cabe recordar que se trata de una infraestructura reclamada desde hace 30 años.

 

 

 

 

X