El Consell aprueba una norma cautelar contra grandes superficies sin informes que la avalen

El pleno del Consell Insular de Menorca (25-1-16) ha aprobado una norma cautelar que establece una moratoria para la edificación de grandes comercios en toda la Isla. Dicha norma se presentó por urgencia (algo muy criticado durante la pasada legislatura pero que en este mandato empieza a ser una costumbre a pesar de las pocas propuestas que presentan) y con informes técnicos que advertían de las posibles consecuencias económicas.

 

Los servicios jurídicos del Consell Insular de Menorca habían alertado al equipo de gobierno del Consell de que aprobar la norma cautelar conllevaría un riesgo de carácter económico en forma de indemnizaciones a los posibles afectados (Ni caso). Informes técnicos del Consell advertían que sería óptimo contar con un informe de eventual responsabilidad patrimonial en el momento de aprobar la moratoria, cosa que no se hizo.

 

Para defender la urgencia y la decisión que toma el Consell contra las grandes superficies, la vicepresidenta económica del Consell Insular de Menorca, Susana Mora, aseguró que es una falacia que las grandes superficies crean empleo, porque destruyen el de su alrededor.

 

Susana Mora hizo estas declaraciones sin contar con ningún informe que avalara sus afirmaciones, al día siguiente el diari Menorca publicaba: La irrupción de grandes superficies apenas ha influido en el empleo.

 
La apertura de importantes supermercados en Menorca desde 2011 no varía la cantidad de trabajadores del sector. Los efectos de los supermercados de cadenas nacionales y locales en polígonos han sido escasos, anecdóticos, en la Isla en cuanto al número de trabajadores del sector. Ni suben ni bajan.

 

La prohibición de nuevos establecimientos no es el camino adecuado para propiciar el comercio de proximidad, hay otras vías para ayudar al pequeño comercio, la gente seguirá comprando donde quiera, y lo hará fuera de la isla, porque hoy cualquier consumidor puede comprar por Internet. Una prohibición más que se suma a la de no poder abrir los supers en domingo, nuevas trabas a los negocios y menos facilidades para el ciudadano.

 

La norma cautelar determina la prohibición de construir nuevos comercios de más de 400 metros cuadrados dedicados a la venta al detalle (como supermercados o establecimientos de ropa).

 

X