El conflicto del cartel del Día de la Mujer evidencia un gobierno de Sant Lluís incapaz, mal avenido y sin proyecto común

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sant Lluís califica de totalmente desafortunada la elección por parte de la alcaldesa de la localidad, Montse Morlà (Volem), de la fotografía que ilustra el cartel del Día de la Mujer. En esa fotografía, se ve una mujer desnuda de barriga hacia abajo y con unas margaritas tapando ligeramente el vello púbico.

El Partido Popular lamenta que ahora sea tarde para pedir su retirada, ya que el cartel ya ha sido repartido por el municipio. El daño ya está hecho, dado que todo el mundo ha podido ver el cartel. No ha sido una elección acertada, ya que puede ser considerado sexista y eso es lo contrario de lo que defiende el Día de la Mujer.

“Es un imagen contraproducente y de muy mal gusto”, señala el portavoz del Grupo Municipal, Cristóbal Coll.

Más grave aún es que la alcaldesa no haya querido asumir el error y haya tratado de engañar a la opinión pública haciendo ver que la decisión había sido consensuada con otros ediles.

Esas afirmaciones han sido desmentidas tanto por los socios de gobierno (PSOE y PI) como por parte del Partido Popular.

La crisis del cartel demuestra que el gobierno municipal de Volem, PSOE y PI es una jaula de grillos y no funciona.

No hay comunicación entre ellos y cada partido va por libre, creando un grave perjuicio a los ciudadanos que asisten perplejos a un espectáculo sin fin.

Está más que demostrado que el único objetivo de los integrantes del gobierno de Sant Lluís es mantener la silla a toda costa a pesar de que no hay un proyecto común para el municipio.

Llueve sobre mojado en Sant Lluís. La crisis del cartel se suma a anteriores desavenencias dentro del gobierno (cabras, tren turístico, zonificación y la peatonalización del Cós, entre otros).

El gobierno municipal ha sufrido tres dimisiones en lo que llevamos de mandato y renuncias a entrar a gobernar por parte de miembros de las listas electorales, lo que pone de manifiesto que el equipo de gobierno no funciona y está roto completamente.

X