El cese de Vicenç Tur pone nuevamente en entredicho la “nueva política” de Concha Juanola

Como consecuencia de la información aparecida en los medios de comunicación en el día de hoy, en relación a la dimisión del Sr. Vicenç Tur como concejal del Ayuntamiento de Mahón, desde el Partido Popular de Mahón consideramos necesario dejar claro ante la ciudadanía algunos extremos al respecto.

 

1.-La fórmula elegida por el equipo de gobierno de Ara Maó y PSOE para formalizar la dimisión del Sr. Tur, no es en modo alguno la práctica normal y habitual ante la dimisión de cualquier persona como miembro de la corporación, y buena prueba de ello es que si nos remitimos a los anales de la historia de la corporación mahonesa, no se encontrará ni una sola dimisión presentada y tramitada con esta fórmula.

 

2.-Las delegaciones de competencia efectivamente son competencia exclusiva de la alcaldía, pero no han sido ni tienen porqué ser revocadas ante una dimisión como concejal, a no ser que se produzca un cese de confianza por parte de la alcaldía en el concejal delegado. ¿Acaso la Sra Juanola le ha retirado la confianza al Sr. Tur, hecho este que ha producido su cese y revocación de funciones? ¿Por qué ese trato después de 12 años de servicio a la administración pública? ¿Qué razones se esconden tras el cese de funciones del Sr. Tur?

 

3.-La realidad es que la fórmula aplicada en la tramitación de la dimisión del Sr. Tur obedece única y exclusivamente, vista una anterior experiencia acontecida hace ya varios años en la persona de otro ilustre miembro de la corporación, a poder garantizarse el cobro del subsidio de paro, cuando como es público y notorio la dimisión presentada obedece única y exclusivamente a causas personales voluntarias y consecuentemente representa una baja voluntaria de la actividad laboral, en razón de la dedicación exclusiva de la que disponía y que le fue otorgada por el Pleno de la corporación.

 

4.-Consecuentemente desde el PP de Mahón, deseamos dejar constancia pública de su excepcionalidad, ya que la misma no es otra cosa que un ardid, una triquiñuela jurídico-administrativa, para defender los intereses particulares del Sr. Tur, garantizándole el cobro del subsidio de paro. Actuación esta que pudiendo ser legal, dejamos a criterio del Sr. Tur y la Sra. Juanola (¿Dónde están los criterios de la nueva política?) y de todos los ciudadanos de Mahón si consideran que es ética y moralmente aceptable.

 

 

X