El blog de Maite Salord

El traspaso del coste efectivo de las competencias de Promoción Turística es un compromiso del pacto de izquierdas tanto del Govern Balear como del Consell Insular de Menorca para este mandato, promesa que se ha visto sistemáticamente incumplida en lo que llevamos de legislatura.

 

Esta semana hemos conocido a través de los medios de comunicación la intención del Consell Insular de Menorca de aceptar una financiación que implicaría un 25% menos de recursos respecto de la propuesta que el Partido Popular rechazó en el pasado mandato, al considerarla insuficiente.

 

Según la información publicada por el diari Menorca, el Consell Insular de Menorca aceptaría una propuesta regresiva, es decir Menorca verá reducida la cantidad que recibe anualmente. En 2018 recibiremos 1,5 millones de euros, rebajando esa cifra cada año hasta llegar a los 1,2 millones de euros en 2022.

 

En cambio, la propuesta que se negoció y no se aceptó durante el pasado mandato era progresiva, llegando a los 1,5 millones de euros en 2017 y consolidando en 2018 una cifra de 1,9 millones de euros para Menorca.

 

La coherencia de los actuales responsables de gobierno vuelve a brillar por su ausencia y vemos como la hasta ahora presidenta del Consell y responsable de Promoción Turística, Maite Salord, manifestaba en su propio blog en abril de 2015, cuando estaba en la oposición, que un importe de 1.5 millones de euros era insuficiente. Ahora lo considera un “hito histórico” para Menorca.

 

No es de recibo que, a día de hoy, cuando las circunstancias económicas acompañan mejor que nunca al Govern Balear, con 1000 millones de euros más de presupuesto, tanto la presidenta del Consell de Menorca, Susana Mora, como la responsable de Turismo, Maite Salord, sean incapaces de plantarse ante el Govern Balear y reivindicar un traspaso para Menorca adecuado y justo.

 

Es inaceptable que el Partido Popular haya estado solicitando información por vía oficial al equipo de gobierno del Consell Insular respecto del estado de las negociaciones y nunca se haya obtenido ningún dato objetivo, ni siquiera en la Comisión de Desenvolupament Estatutari del pasado día 2 de octubre, que el PP solicitó con carácter de urgencia, tras la declaración de la Presidenta Francina Armengol de que existía un preacuerdo de traspaso.

 

Lamentablemente el Consell de Menorca ha perdido una magnífica oportunidad para seguir negociando y una vez más ha hecho gala de su falta de compromiso con Menorca. Al Partido Popular no le tembló el pulso y rechazó unas competencias mal dotadas durante la legislatura pasada, insuficientes para Menorca. ¿Este es el menorquinismo y el autogobierno que tanto pregonaban?

 

 

Salomé Cabrera

Portavoz del Grupo Popular en el CIMe

X