Ciutadella quiere limitar a 41 los patios interiores de bares y restaurantes

El PP Ciutadella ha presentado, en tiempo y forma, alegaciones al documento de Modificación Puntual del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico Artístico de Ciutadella publicado en el BOIB núm. 160 de 22 de diciembre de 2016, por el cual se pretende permitir el uso de bares, restaurantes y similares a los patios interiores del casco antiguo de Ciutadella.

 

Desde el PP Ciutadella hemos de lamentar la ralentización y demora totalmente injustificada de la tramitación de esta modificación. Con un mínimo de diligencia se hubieran podido abrir los patios interiores este pasado verano. “El problema, sin embargo, es que dentro del propio equipo de gobierno de izquierdas de Ciutadella ha habido discrepancias en torno a esta cuestión, y han querido encontrar justificación jurídica, algo muy complicado, a su interés por restringir, incluso prohibir, el uso de los patios interiores como bar o restaurante. Han tenido una voluntad obstruccionista y han buscado siete pies al gato para justificar restringir esta actividad”, ha dicho el portavoz del grupo Popular, Joan Benejam.

 

La intención inicial del equipo de izquierdas, plasmado en el documento inicial publicado en el BOIB núm. 148 de 8 de octubre de 2015, era limitar el uso de los patios interiores como bar y restaurante solamente a las actividades que contasen con licencia de apertura con anterioridad a la publicación en el BOIB de la aprobación inicial de la modificación puntual. Un requisito claramente injusto, discriminatorio e inconstitucional. Ante las alegaciones presentadas por el PP y también por la Associació Menorquina de Cafeteries, Bars i Restaurants, el equipo de izquierdas tuvo que asumir el error y modificó el criterio de restricción en función del alta de apertura, por un nuevo sistema de cupos, que tampoco tiene todas las garantías de legalidad.

 

En este sentido, la propuesta rectificada aprobada por la Junta de Gobierno de día 7 de diciembre de 2016 apuesta por implantar un sistema de cupos, de forma que se establece un número máximo de posibles patios interiores para cada una de las zonas o isletas del casco antiguo que se delimiten. Su idea es limitarlo solo a 41 patios interiores. “Entendemos que esta nueva solución, aunque urbanísticamente es posible y es más objetiva que la anterior opción, sin embargo consideramos que es una opción que sigue generando discriminación entre los ciudadanos, agravios comparativos y que tiene serias dudas de constitucionalidad.”, ha explicado Joan Benejam.

 

Es muy probable que esta nueva solución dé lugar también a situaciones injustas entre emprendedores que quieran invertir en un inmueble del casco antiguo para impulsar un proyecto empresarial de hostelería. De hecho, quienes tengan un establecimiento con patio interior en una zona donde el cupo ya está agotado, verán revalorizado su inmueble, frente a otros edificios vecinos, que perderán valor por no poder utilizar su patio interior. “Todos los ciudadanos han de tener las mismas oportunidades. La solución que ofrece la izquierda supone una discriminación positiva a favor de los empresarios que ya tienen abierto el negocio, en detrimento de los futuros empresarios que quieran establecerse, los cuales verán reducidos injustamente sus derechos”, ha insistido Benejam.

 

Desde el PP Ciutadella consideramos totalmente negativas y obsoletas este tipo de políticas intervencionistas y limitadoras de la actividad empresarial. Apostamos por que sea la propia ley de oferta y demanda quien regule este tipo de actividad y que, en todo caso, se aplique de forma estricta la ordenanza de ruidos, concienciando a empresarios, trabajadores y clientes, para que se respete dicho horario, y así se pueda conjugar la actividad de ocio con el merecido descanso de los que viven en el Casco Antiguo.

 

En definitiva, lo que el equipo de gobierno de izquierdas quiere aprobar, a nuestro entender, va en contra del artículo 14 de la Constitución Española que dice: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”, y también contradice lo que dispone el artículo 178 de la Ley 20/2006 de 15 de diciembre, municipal y de régimen local de las Islas Baleares que dice: “La actividad de intervención respetará los principios de legalidad, igualdad, proporcionalidad y congruencia con los motivos y los fines que justifican la potestad y el respeto a la libertad individual.”

 

Por todos estos motivos, el PP Ciutadella ha presentado alegaciones para modificar el artículo 9.5.3 del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico Artístico de Ciutadella para que se permita el uso de los patios interiores como bar, restaurante o similares, eliminando las limitaciones urbanísticas por cupos que los partidos de izquierdas han introducido en el texto.

 

X