Cada uno debe asumir sus responsabilidades, Sr. Marc Pons

La enmienda presentada por el Partido Popular que autoriza la extracción de agua, hasta 4 hectómetros cúbicos, en las unidades hidrogeológicas clasificadas, será debatida mañana enla Comisiónde Economía del Parlament balear, que dictaminará el proyecto de ley de Medidas Urgentes parala Activación Económicaen Industria, Energía y otras actividades.

 

Efectivamente, el decreto 58/2005, de 27 de mayo, que reguló el otorgamiento de concesiones de aguas subterráneas para usos agrarios, fue aprobado por un Govern balear del Partido Popular, que estuvo al frente dela Comunidad Autónomadurante el mandato 2003-2007.

 

Este decreto estuvo vigente hasta cinco años después de su aprobación, o sea, hasta mayo del 2010, lo que significa que lo mantuvo el Govern del Pacte, presidido por el PSOE, que asumió el gobierno dela Comunidad Autónomaen junio del 2007. Aquel anterior Govern, siendo Gabriel Vicens conseller de Medio Ambiente, sacó a exposición pública otro decreto sobre esta materia en el mismo sentido, que, finalmente, no pudo aprobar por la inestabilidad y desacuerdos entre los socios de gobierno, que también impidió aprobar los presupuestos autonómicos del 2011.

 

El Partido Popular no tiene, como erróneamente afirma el diputado Marc Pons, ninguna fijación en descargar las culpas sobre los demás, porque cada uno debe asumir sus propias responsabilidades, y está claro que el anterior Govern del Pacte (2007-2011), del que formó parte el PSOE, mantuvo y aplicó el mismo decreto aprobado por el Govern del PP.

 

Antes estaba autorizada la extracción de hasta 5 hectómetros cúbicos, que ahora se reduce a 4, teniendo en cuenta que de los 140 hectómetros cúbicos de concesiones de agua para riego actualmente aprobadas, sólo se utilizan 40 en la actualidad, o sea, un 28,5 por ciento.

 

Los estudios geológicos y agronómicos elaborados por los técnicos de la conselleria de Agricultura i Medi Ambient avalan esta razonada propuesta, bien planteada, técnicamente justificada y políticamente oportuna. Vd., como diputado, tiene acceso a estos informes mediante los mecanismos a su disposición para ejercer el trabajo parlamentario.

 

Sr. Marc Pons: ninguna incongruencia ni incoherencia con la actual ley estatal de aguas ni conla Directivadel Agua dela Unión Europea.El PP actúa con rigor, y conocimiento de la materia. Por tanto, sólo se autorizarán aquellas concesiones que hayan obtenido previamente todas las autorizaciones y que estén plenamente justificadas, sin ‘barra libre’ ni un uso indiscriminado.

 

De la misma manera, el Govern balear del PP trabaja ahora para dar una solución al Plan Hidrológico de Balears que el Govern del Pacte no supo resolver. Quien incumplió el Plan Hidrológico fueron los partidos del Pacte -PSOE y PSM-, ya que el plazo para presentarlo terminaba en 2009. Como consecuencia de no haber hecho los “deberes” en su día, aquel Govern del Pacte lo presentó con prisas en 2010, para poderlo aprobar antes de que acabara la legislatura.

 

La sentencia del Tribunal de Justicia dela UE, de 4 de octubre pasado, dictada en el recurso por incumplimiento de determinados preceptos dela Directiva2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo es el resultado de incumplir las obligaciones derivadas de cuando el Govern balear del PSOE y PSM tenía responsabilidades de gobierno en materia de recurso hídricos.

 

No es consecuencia de haber solicitado la retirada del plan por parte del actual Govern del PP, porque el documento que pretendía aprobar el Pacte no se correspondía con la propuesta inicial que fue sometida a información pública a finales del 2009.

 

El documento que se envió para su aprobación al Consejo de Ministros difería respecto de la versión inicial, al constar de 158 artículos y tres anexos, mientras que el que se aprobó provisionalmente por el Consell de Govern contaba con 213 artículos y doce anexos.

 

Por todos estos motivos, el Govern del PP acordó con el anterior Gobierno central del PSOE la revisión de este Plan. En esta revisión se presentaron 101 alegaciones durante el período de información pública y de audiencia de los interesados.

 

El objetivo principal del Partido Popular consiste en que el nuevo texto del Plan Hidrológico de Balears sea el resultado del mayor consenso posible entre todos, con verdaderas soluciones para el conjunto de las Islas, teniendo en cuenta la realidad específica de cada Isla y sus cuencas hidrogeológicas, siempre a partir de las propuestas y aportaciones positivas de los sectores afectados.

 

 

Asunción Pons Fullana

Diputada del Grupo Parlamentario Popular

 

X