Cabrera: “Constatamos que en Menorca no se podrá dar de alta ningún tipo de vivienda de alquiler turístico”

Tras la aprobación de la modificación de la Ley 8/2012, de 19 de julio, de Turismo de las Illes Balears, el Partido Popular constata la falta de proyecto, iniciativa y liderazgo del Consell Insular de Menorca, que tal como ha venido denunciando hasta el momento, se ve reflejado en una ley que no contempla las especifidades de Menorca, porque el equipo de gobierno ha sido incapaz de explicar y reivindicar una posición conjunta sobre el modelo que defiende para Menorca.  

 

La portavoz del Grupo Popular en el Consell Insular de Menorca, Salomé Cabrera, lamenta que el Consell no haya tenido la valentía de decir lo que pensaba sobre la tipología de alquiler turístico que debía regir en Menorca, “ahora vemos por qué no decían nada, porque es un desastre de ley que perjudica a Menorca especialmente, dado que ni siquiera puede elegir qué tipología de viviendas se pueden alquilar”.

 

Cambios en la Ley Turística

 

El objetivo de la ley, que era el de regular las viviendas plurifamiliares (edificios de viviendas), ha dado como resultado:

 

Durante un año no podrá darse de alta ninguna vivienda de ningún tipo y dentro de un año tampoco, porque los Consells Insulars con toda seguridad no habrán definido las zonas aptas, tal como ha advertido y solicitado el Partido Popular en diferentes ocasiones. En caso de que lo hagan, con las condiciones y requisitos que impone la ley, tampoco será factible y el 99% de la casuística quedará fuera de posibilitar el alquiler turístico pretendido. La nueva ley obliga a:

 

1.- que la vivienda esté ubicada en las zonas que cada Consell Insular declare aptas para el alquiler turístico.

2.- que esté en la zonificación que el ayuntamiento defina.

3.- que tenga una antigüedad de 5 años.

4.- que lo permita la comunidad de propietarios.

5.- que además  compre las plazas correspondientes si la bolsa que se debe crear dispone de ellas.

 

Y después de todas estas condiciones, esta autorización será válida únicamente durante 5 años y no se asegura su prórroga.

 

Antes de la aprobación de esta Ley, se podía alquilar turísticamente lo siguiente:

a.- cualquier vivienda unifamiliar aislada en suelo urbano

b.- cualquier vivienda unifamiliar aislada en suelo rústico.

c.- cualquier vivienda pareada.

d.- cualquier vivienda entre medianeras.

 

Después de la aprobación de esta ley, ya no se puede dar de alta ninguna de ellas si no cumplen los requisitos antes mencionados de zonificación, antigüedad y adquisición de plazas.

 

Antes de la aprobación de la ley, todas las viviendas en edificios plurifamiliares se podían alquilar como alquiler de temporada a través de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Ahora, con la aprobación de esta ley, ya no es posible, puesto que esta determina que cualquier alquiler de corta duración es considerado turístico.

 

Afectaciones a Menorca

 

Antes de la aprobación de la ley, Menorca tenía la posibilidad de decidir qué tipologías de viviendas se podían alquilar, pero ahora eso ya no es posible. Se ha cercenado la opción que la ley otorgaba a los Consells Insulars, haciendo caso omiso a las diferentes sensibilidades y casuísticas de cada una de las islas, invadiendo competencias otorgadas por la Ley anterior. “Si lo que queremos es diversificar nuestra economía, no podemos perder herramientas que antes nos permitían una mayor autonomía”, ha dicho Cabrera.

 

En el pasado mandato, el equipo de gobierno del Partido Popular del Consell Insular de Menorca defendió ante el Govern el alquiler de casas entre medianeras de los cascos urbanos o el alquiler turístico de las casas de lloc con dos viviendas (juntas en un mismo edificio), tipología específica de Menorca, que es vivienda del ‘payés’ y la vivienda del ‘señor’, esta opción no se ha tenido en cuenta.

 

Con la aprobación de esta ley, una vez más hacen gala de la incoherencia que ha caracterizado la gestión de los partidos del pacto durante estos dos años, permitiendo el alquiler turístico en habitaciones de “vivienda habitual” y en cambio, a causa de sus desacuerdos e intereses partidistas, no se permite el alquiler en viviendas de edificios plurifamiliares, que supuestamente era el objetivo de la ley.

 

En conclusión y a falta de que el Govern publique el texto definitivo, en cuanto se apruebe la ley se abrirá una moratoria que, como mínimo, durará un año, en la que no se podrá dar de alta ninguna vivienda de ningún tipo, por primera vez se podrán alquilar habitaciones en viviendas y se incrementan de manera desorbitada las sanciones, produciéndose una persecución en contra del alquiler turístico.

 

“Además de haberse producido una situación absurda y kafkiana, reflejo de la incoherencia y de la falta de rigor y de consenso en la elaboración de la ley, Menorca vuelve a dar un paso atrás, y deja en manos del Govern la toma de decisiones, en un tema tan importante y con tantas afectaciones como es el alquiler turístico”, ha lamentado Cabrera.

 

 

No Comments

Post A Comment

X