Asunción Pons: “Los insultos de Més per Mallorca al PP incitan al odio y la división”

El Partido Popular de Menorca ha criticado hoy las declaraciones de Més per Mallorca en las que ha calificado de neofascista la reunión de presidentes provinciales del Partido Popular que se celebra este fin de semana en Palma y a la que asistirá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

 

La secretaria general del PP Menorca, Asunción Pons, lamenta la falta de respeto que demuestra la formación econacionalista y el uso de un lenguaje impropio en representantes políticos, que incita al odio y la división. El Partido Popular exige disculpas y pide la dimisión del diputado David Abril por sus desafortunadas declaraciones y presentará una queja a la mesa del Parlament por traspasar el límite de cualquier debate político de un Estado democrático.

 

Recuerda que esa misma formación es la que ha apoyado la “Declaración de Menorca” a favor del derecho a decidir, de la que forma parte Bildu, y se ha manifestado y fotografiado junto a Arnaldo Otegui en Barcelona. Por lo que ha criticado la alianza de los independentistas con el fin de derrotar a España y crear una idea de país “derrotado, sin democracia y fallida para justificar sus planes”. “Nuestro país no es como ellos dicen: goza de libertades, de derechos y de pluralismo político”, ha afirmado. “Lo que no se puede es cometer ilegalidades ni creerse por encima de la ley. Eso es de regímenes totalitarios”.

 

Pons ha asegurado que cada día se hace más evidente que el referéndum ilegal carece de elementos logísticos para desarrollarse y, a la vez, de las más elementales garantías de un referéndum democrático. Conscientes de este hecho, la Generalitat y los partidos radicales que les apoyan, y que son los que han dirigido esta deriva, intensifican sus provocaciones y su desprecio a la ley.

 

En ese sentido, lamenta que la presidenta en funciones del Consell Insular de Menorca, Maite Salord, haya participado y asistido a diferentes iniciativas a favor del referéndum y la independencia de Cataluña, cuando Menorca tiene muchos problemas que requieren de solución urgente.

 

“Més per Menorca está más preocupado de lo que sucede en otras comunidades autónomas que de defender los intereses de los menorquines”, ha dicho la secretaria general del PP Menorca.

 

Mientras firman un documento exigiendo por ejemplo al Gobierno del Estado una tarifa de 20 euros en el transporte aéreo, callan ante cada decisión del Govern balear y ante los incumplimientos reiterados de Armengol y Més per Mallorca con Menorca, como es la construcción de una residencia destinada al alojamiento de los menorquines que tienen que desplazarse a Mallorca para ser atendidos de diferentes patologías, que ha quedado reducida a la habilitación de 8 habitaciones en Son Espases, o la ayuda al Consell de Menorca para el pago de Cesgarden, promesa de la que ya nadie habla.

 

 

X