Antoni Camps defiende las medidas que ha aplicado el Govern para reducir la deuda y conseguir el objetivo de déficit

El diputado del Grupo Parlamentario Popular, Antoni Camps, ha defendido hoy la gestión del Govern balear ante la moción presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, relativa a la consecución de los objetivos de déficit. El Grupo Parlamentario Popular ha votado en contra, a pesar de que se ha mostrado a favor del primer punto de la propuesta y ha presentado enmiendas en los puntos 3, 4 y 6 de la moción, que no han contado con el apoyo del PSOE.

 

Antoni Camps ha apoyado el punto de la moción en el que se insta al Parlament de las Islas Baleares a reafirmarse en la importancia de favorecer la estabilidad presupuestaria, de reforzar el control de las cuentas públicas y de garantizar la transparencia en la gestión pública, aún así ha dicho “llega tarde su sobrevenido interés por la estabilidad presupuestaria y por el control del déficit, porque no he encontrado, y mire que lo he buscado, ninguna declaración suya en este sentido, ni ahora, ni en la anterior legislatura”, en referencia al diputado socialista Marc Pons.

 

El portavoz del PP de Hacienda y Presupuestos ha manifestado que “si el primer punto de la moción llega tarde, el segundo punto llega demasiado pronto”, puesto que pide que el Parlament constate el incumplimiento de déficit y deuda fijada para 2012, por lo que se pregunta “cómo se puede constatar una cosa que todavía desconocemos”. Ha explicado que el dato exacto del déficit se conocerá a finales de mes y que el objetivo de déficit, en el caso de no cumplir con el 1,5%, estará muy cerca, consiguiendo una reducción de más de 500 millones de euros en un año.

 

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado una enmienda a los puntos 3 y 4 con el objetivo, por un lado, de que el Gobierno siga haciendo el esfuerzo de cumplir con los objetivos de déficit marcados desde el consenso entre todas las comunidades autónomas dentro del marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera de las comunidades autónomas y para retirar el punto en el que se pide exigir al Gobierno del Estado que cumpla inmediatamente con el sistema de financiación acordado y aprobado, puesto que el Gobierno del Estado cumple escrupulosamente con el sistema de financiación establecido enla Ley 22/2009.

 

En referencia al punto 5, Antoni Camps ha recordado que el actual Govern ya está aplicando medidas de reactivación económica, medidas que implican cambios normativos, hacia una simplificación administrativa y apoyando la internacionalización de empresas, por lo que dice “sería bueno que el Sr. Marc Pons nos pudiera decir que quiere decir cuando habla de un plan de choque con medidas de estímulo que faciliten la reactivación económica, ¿a qué se refiere? ¿Quiere decir más inversión pública? ¿Quiere decir volver a la época de los planes E? Si esto es así, ¿Cómo piensa financiar esta inversión pública?”.

 

En relación al punto 6, relativo a la defensa del Estado de Bienestar, el Partido Popular ha presentado una enmienda de sustitución en la que se deja constancia que fueron precisamente las políticas aplicadas durante la anterior legislatura las que realmente pusieron en peligro el Estado de Bienestar. El diputado menorquín ha pedido a los miembros de la oposición una reflexión, puesto que dejar 327 millones de euros en facturas pendientes de pago al IB Salut, más de 140 millones de euros a las fundaciones hospitalarias como Son Llàtzer, Manacor, Inca, GESMA o 1.400 millones de euros en facturas pendientes a proveedores, no es favorecer el Estado de Bienestar.

 

El último punto de la moción, el número 7, hace referencia a la reforma fiscal medioambiental que está llevando a cabo el Gobierno. Camps ha reiterado que esta reforma se aplica porque no hay ninguna otra alternativa. “Alguien cree que si no tuviéramos que devolver a los bancos más de 800 millones de euros dentro del año 2013, en concepto de amortización de préstamos e intereses, sería necesaria esta reforma fiscal”.

 

Ha asegurado que para hacer esta reforma fiscal se ha dialogado y debatido con todos los colectivos afectados. Es una reforma temporal, es decir, que se irá suavizando a medida que las condiciones económicas y de tesorería mejoren. Y es una reforma que se ha intentado que tenga unos efectos muy reducidos sobre los ciudadanos.

 

En relación a las comparecencias solicitadas, en caso de adherirse al Fondo de Liquidez Autonómica o en el caso de que se haga un nuevo Plan de Equilibrio Económico Financiero, Antoni Camps ha afirmado que nunca en la historia del Parlament Balear se ha explicado, debatido y publicitado un Plan Económico Financiero como desde que gobierna el Partido Popular.

X