NNGG cree que el paquete de becas-jove levantan expectativas frustrantes y pide al Consell que suba el techo de beneficiarios

El secretario general, Xim Todo, ve bien la filosofía de ayudar a la adquisición de equipos informáticos en un contexto en el que se impone el teletrabajo o las sesiones de estudio virtuales, pero considera que los umbrales de renta hacen prácticamente imposible acceder a las ayudas.
Nuevas Generaciones del PP apostaría por crear incentivos para las empresas que contraten a jóvenes como fórmula de reactivación económica y para facilitar la inserción laboral de este colectivo.

Partiendo de la premisa de que toda ayuda es bienvenida en el marco de una situación crítica, Nuevas Generaciones del PP considera que el Consell de Menorca se ha lanzado a una política de escaparate al anunciar un paquete de ayudas para jóvenes cuyo alcance es muy limitado y escaso y en algunos supuestos es incluso “teledirigido”.

Así lo considera el secretario general de NNGG en Menorca, Xim Todo, después de haber analizado las bases de tres programas de ayuda que conjuntamente apuntan un techo de inversión de 50.000 euros. Son ayudas para la adquisición de equipos informáticos, que subsidian la obtención de diferentes modalidades del permiso de conducir o actividades artísticas no regladas; una tercer eje que apunta a la creación de asociaciones juveniles debidamente registradas.

El problema está en los requisitos establecidos para el acceso a esas tres líneas de ayuda y de forma específica para las dos primeras. Los umbrales de renta familiar que hay que acreditar para optar a las ayudas son muy bajos. Tan excesivamente bajos, que NNGG considera casi imposible que las familias que se encuentran en esa situación económica hayan adquirido o piensen adquirir equipos informáticos y lo mismo en cuanto a la contratación de los servicios de una autoescuela porque tienen, con probabilidad, necesidades mucho más acuciantes y urgentes que cubrir. Así se infiere de rentas promedio como la que fija la condición de disponer de un máximo de 24.000 euros al año para una familia de cuatro miembros. (En el caso de las becas de estudiantes fuera de Menorca, el umbral promedio es de exactamente el doble, 48.000 euros para una unidad familiar de cuatro miembros).

Nuevas Generaciones considera que el anuncio de estas ayudas ha levantado una expectativas que conducen directamente a la frustración puesto que, en primer lugar, los umbrales admitidos permiten aventurar perfiles de familias que prácticamente se encuentran en riesgo de exclusión social. Mientras, por otra parte, muchos jóvenes que han perdido su trabajo o no han tenido oportunidades de empleo temporal durante el verano se sitúan fuera de las condiciones marcadas en las bases, a pesar del descenso de ingresos en la unidad familiar y encontrarse ahora en situación de mayor dependencia respecto de sus familias.

En el mejor de los supuestos, con acceso a 500 euros como máximo de subvencion (que determinaría una inversión superior a esta cantidad) serían potenciales beneficiarios 30 personas para cada una de las dos líneas mencionadas (equipos informáticos, actividades artísticas no regladas o carnet de conducir).

A la vista de las expectativas reales, NNGG reclama unas políticas más cabales en las que la ayuda pueda resultar más generalizada y sobre todo efectiva. La consecuencia inmediata es solicitar al Consell de Menorca que amplíe el techo de posibles beneficiarios ampliando los umbrales de renta para el acceso a estas becas, porque de lo contrario indica, Xim Todo, nos habrán intentado “vender una moto”.

NNGG sí comparte el interés de la línea de ayudas para facilitar la adquisición o renovación de equipos informáticos y la valora como una oportunidad adecuada en unas circunstancias en que se han intensificado las formas de teletrabajo o muchos estudiantes deben afrontar estudios on-line o semipresenciales. Sin embargo, en el contexto de las ayudas anunciadas recomienda a los jóvenes no comprar un nuevo equipo informática contando que tendrá una subvención porque ésta es del todo improbable.

La contrapropuesta a las ayudas para obtener el carnet de conducir o por actividades artísticas no regladas que lanza NNGG se refiere a destinar la bolsa conjunta de 30.000 euros implantar beneficios fiscales para empresas que contraten jóvenes, de noviembre a junio, con lo cual podrían generar de 15 a 20 puestos de trabajo y contribuir a la reactivación económica y a la inserción laboral.

Entidades juveniles

La tercera de las líneas de ayuda levanta, si cabe, más suspicacias puesto que se refieren a la dotación de 1.000 euros para inyectar liquidez a entidades juveniles de nueva creación, previo registro oficial y que hayan sido reconocidas por el Govern balear. El fondo de ayuda es, en este caso, de 5.000 euros.

El plazo de solicitud se extiende durante un mes, por lo que de facto las entidades han de haber cubierto ya el procedimiento de constitución y registro. No se trata, por tanto, de ayudas a las que pueda haber concurrencia espontánea sino que van dirigidas de forma directa a colectivos ya constituidos antes de la publicación de las bases y, con probable afinidad política respecto a la Conselleria que convoca la bolsa, según entiende NNGG.

El secretario de NNGG no duda en que estas ayudas estaban tácitamente asignadas antes de hacerse pública la convocatoria el pasado 31 de octubre.

X