100 días en blanco en el gobierno del Consell Insular de Menorca

La portavoz del Grupo Popular en el Consell Insular de Menorca, Salomé Cabrera, y los consellers Santiago Tadeo y Adolfo Vilafranca, han calificado hoy de “100 días en blanco” los tres primeros meses de gobierno del Consell Insular de Menorca.

 

Salomé Cabrera ha explicado que las 12 medidas urgentes anunciadas por el gobierno del Consell Insular de Menorca, en su inmensa mayoría, no se han cumplido, más allá de parar la carretera y atender a algunos postulados ideológicos. “Se ha constituido en un resultado de 100 días en blanco, donde el fraude al ciudadano ha quedado claro, donde se ha vuelto al no a todo, y donde el desconocimiento de los temas por parte de los responsables de las áreas y la irresponsabilidad a la hora de tomar caminos de trabajo es bastante preocupante, al final entendemos que hay una incapacidad manifiesta y bochornosa de tomar decisiones y de llevar a cabo el trabajo de manera eficiente y efectiva”, ha manifestado la portavoz del Grupo Popular.

 

Ha lamentado que el anterior equipo de gobierno del Partido Popular del Consell Insular de Menorca sufriera una especie de acoso y derribo a las acciones que había llevado a cabo, “y esta campaña que sufrimos por parte de los partidos de izquierda, poniendo en entredicho nuestra honorabilidad, el trabajo que se había realizado, que las acciones que habíamos desarrollado eran destructoras del territorio, del medio ambiente, que éramos un partido o un equipo de gobierno que había sido insensible con las personas, entendemos que todo esto, más allá de ser falso, deja totalmente claro que su prioridad sigue siendo la paralización de Menorca, atender a los postulados ideológicos de cada uno de los partidos que conforman este grupo de gobierno, que no equipo, puesto que un equipo tiene que ir coordinado y entendemos que no va coordinado”.

 

Santiago Tadeo ha manifestado que el actual gobierno se ha caracterizado por estar formado por tres grupos políticos desavenidos, una situación que viene provocada por los 40 primeros días después de las elecciones, donde PSM Més per Menorca y Podemos no querían tener en su equipo de gobierno a Susana Mora y a los miembros del PSOE, a partir de ahí, se ha creado un gobierno de taifas en el que cada área tira hacia lo suyo y no existe una política conjunta.

 

Tadeo ha asegurado que se está revalidando el pacto del no a todo, así como una serie de incumplimientos en unas perspectivas que habían generado, “sabemos que se necesita mucha dedicación que no vemos en este equipo de gobierno y tomar medidas importantes, nosotros dejamos una situación tanto en el Consell Insular como en Menorca, buena, lo hemos visto con el buen inicio y final de temporada y eso es lo que hay que mantener”.

 

Ha explicado que estamos ante un gobierno de minorías que han conformado una mayoría, que tampoco es lo que votaron los ciudadanos, porque después de juntarse hicieron un nuevo programa de gobernabilidad que los ciudadanos no habían votado, y además totalmente desavenidos, los ciudadanos no querían que Maite Salord fuera presidenta, sacó tres consellers de 13, tampoco Podemos ni tampoco el PSOE. “El único objetivo era quitar del medio a la formación más votada, y después las sillas, y vimos que en esos 40 días , ni PSM ni Podemos querían a Susana Mora de presidenta, por lo que tenemos muchas dudas de que dentro de dos años haya un cambio, auguramos una gobernabilidad frágil, sin proyecto de futuro para Menorca”.

 

Por su parte, Adolfo Vilafranca ha desgranado una por una las 12 medidas ‘urgentes’ anunciadas por el gobierno del Consell Insular de Menorca y que, o bien han dado continuidad al trabajo hecho, a pesar de las críticas cuando estaban en la oposición y en campaña electoral, o no se han cumplido, a excepción de la carretera que la han parado aunque sin dar ninguna explicación.

 

“No sabemos qué futuro nos espera en cuanto a indemnizaciones, no sabemos qué tendremos que pagar, no sabemos qué carretera tendremos, y tampoco sabemos cómo justificarán el convenio del que han pedido una prórroga, y ya que el gobierno actual se ha llenado la boca y ha presumido de que mejorarían la transparencia en cuanto a la gestión, hay que decir que con el tema de la carretera ha habido total opacidad, no sabemos qué gestiones se han hecho, no sabemos en qué punto se encuentra, no han explicado las consecuencias, o en base a qué informe se han parado las obras, o qué proyecto se va a desarrollar, no sabemos nada”, ha lamentado Vilafranca.

 

X